Pérdida de peso inesperada

Si comes como siempre y haces el mismo ejercicio de siempre y pierdes peso puedes tener diabetes. Puede darse porque el cuerpo al tratar de eliminar el exceso de azúcar, acabe por deshacerse del azúcar mas de lo normal. Además, como el cuerpo no puede usar este azúcar como combustible, lo toma del músculo haciendo que se pierda peso.

Cuando pierdes glucosa (azúcar) a través de la orina frecuente, también pierdes calorías. Al mismo tiempo, el tener diabetes impide que la glucosa (azúcar) de los alimentos llegue a las células, esto significa que no se nutren. El efecto combinado puede causar adelgazamiento rápido sin causa aparente.

Dejar un comentario